El español acabó el 'filming day' con el Renault RS20 en Barcelona. Fue una gozada para todos sus seguidores volver a verle al volante de un monoplaza.