El barómetro de la electromovilidad valora la penetración de los vehículos electrificados y la instalación de infraestructura de recarga. Las nueve décimas del periodo abril-junio dejan a España con una valoración de 17,1 puntos sobre 100, mientras que el promedio europeo UE-14 se sitúa en 34 puntos.