Esta lista, que está impulsada por la compañía de datos Nielsen, dictamina cuán ‘vendible’ es un deportista mediante grandes cantidades de datos de las redes sociales, con las que se generan unas puntuaciones como ‘influencers’.

Para realizar una puntuación lo más fiable posible, los cuatro puntos clave que se miden son la relevancia en redes sociales, el alcance, el retorno y la repercusión. También se hace un seguimiento y se mide la participación en redes o el crecimiento.