Isidre Esteve cumple hoy un sueño al anunciar que en 2021 competirá en la prueba más dura del mundo por primera vez con un coche ganador del Dakar, el Toyota Hilux, el 4x4 más competitivo que jamás ha pilotado.

La marca japonesa venció la prueba en la edición 2019 y terminó en segunda posición este año. Ahora Esteve la ha seleccionado para buscar un gran resultado en 2021.