Pole de Valtteri Bottas con el Mercedes, creciéndose durante una última vuelta soberbia, y castigo a Lewis Hamilton de esos poco habituales: el finlandés asestó 0.256 segundos a su compañero de equipo.