Breonna Taylor era una mujer afroamericana de 26 años que murió –el pasado 13 de marzo– en su propio apartamento cuando unos agentes llevaron a cabo una orden de registro sin aviso y se originó un tiroteo.

Lewis Hamilton ha estado durante estos últimos seis meses muy activo en redes sociales pidiendo justicia para Breonna Taylor, y en el Gran Premio de La Toscana dio el siguiente paso en forma de camiseta.