Pol tocó a Aleix por fuera en la última frenada y ambos culpan al de Honda, diciendo que entró demasiado despacio en ese punto.