La IMSA es la máxima categoría de Resistencia en estados Unidos y el ACO –Automobile Club de l’Oues– son los organizadores de las 24 Horas de Le Mans. Estas dos instituciones, junto con la FIA que rige el WEC–, habían acordado a finales de enero una normativa común para que un mismo equipo o coche pueda participar en ambos certámenes a la vez, que entraría en vigor entre 2021 y 2022, dependiendo de la carrera.