Carlos Sainz:

"No hay mucho que decir hoy. Desafortunadamente no hemos podido rodar por seguridad por el helicóptero. Es una pena no pilotar sobre mojado porque siempre me gusta, y no también porque no hemos podido testear las nuevas piezas del coche. Mañana intentaremos ajustarlo todo para estar listos para un fin de semana diferente y desafiante comparado a lo habitual, con temperaturas frías y mucho viento. Lo daremos todo".