El mundialista cántabro no dio opción a sus rivales en el Rallysprint de Rudagüera al volante del Hyundai de Surhayen Pernía.