Hubo reuniones con Luca de Meo, CEO de la compañía, y la solución del motor francés ya no suena tan mal en el equipo de la bebida energética.