Si esta semana el nuevo presidente Wayne Griffiths anunciaba con orgullo con Martorell ya ensamblaba 2.000 unidades diarias, este jueves la compañía ha ido más allá y ha anunciado que quiere ampliar su producción.

El objetivo es alcanzar los 2.200 coches diarios, lo que supondría un incremento del 11% respecto a la cifra actual –1.987– y volver al nivel previo a la pandemia del COVID-19, tal y como ha apuntado Europa Press.