La fábrica de Iwata ha programado un test para el mallorquín en Portimao después de reprochar el francés e italiano su escaso papel en el desarrollo de la M1.